Larga vida al wrap dress!

el

En los años setenta, una joven belga casada con el príncipe Egon von Furstenberg, comenzaba a despuntar en los círculos más selectos de la moda neoyorquina. Se llamaba Diane von Furstenberg y aunque su carrera había comenzado como modelo, pronto dio el salto al diseño de moda.

Diane tuvo la idea de unir el top con la falda dando lugar, así, al Wrap Dress –o, traducido, vestido envolvente–. El Wrap Dress se convirtió en un auténtico hito y en los años setenta llegó a vender cinco millones de unidades. “Su éxito me ayudó a pagar las facturas y la educación de mis hijos, y permitió que me hiciera un nombre en el mundo de la moda; no lo digo en sentido figurado, es que literalmente me dio poder e independencia”, afirma la diseñadora.

Von Furstenberg define la prenda como “una amiga, una prenda cómplice que lo mismo te sirve para ir a trabajar que para salir a ligar y acabar con un hombre en la cama”. Sea como fuere, el mundo de la moda y las mujeres se rindieron a la prenda creada por Von Furstenberg, un vestido sexy, cómodo, versátil y que revolucionó y contribuyó –como pocos– a la emancipación y la liberación de la condición femenina.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Fifty dice:

    Me encanta ese vestido rosa. Te queda pintado!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s